Teatro Eléctrico

En Obras 3ª Temporada

Superhombres Ibéricos – Pedro Porcel

Deja un comentario

01-Portada-w

c-c-ibéricos-wCuando Pedro Porcel te invita a maquetar uno de sus libros es como si te atrajera hacia una descabellada y pecaminosa orgía, a un deslumbre de alucinantes relatos de unos tiempos que ya se fueron y vivieron apasionadamente en unos quioscos que regentaron la maravilla por escasos céntimos. Es tal la floresta de material que explica y exhibe que uno siente vivir en el hoy las briznas de lo extraordinario, los ecos de lo fantástico ya sepultado por la banalidad reinante.
Verlo, a Pedro, llegar con una de esas sus maletas con ruedas preñada de tebeos es algo semejante al atisbo del paradisíaco árbol del bien y del mal pues, además, y de su manga, extrae la serpiente, el pecado de lo incorrecto, el éxtasis de la disolución carnal. Porque el tebeo es jugosa carne y no pedagogía.
Pues sí, hubieron superhombres aquí, en este país inexistente dominado por visigodos y sotanas con lamparones. Superhombres otros al esquizofrénico superhéroe que nació para justificar el destino manifiesto de un atajo de palurdos inmigrantes para exculpar sus homicidios con masoquistas filosofías de andar por casa.
Y es un placer, como ya dijo Tucídides, explicándonos que era eso de la historia, aquella recogida de datos y testimonios en el tiempo en el que se producían. Y no sus posteriores interpretaciones interesadas.
Pedro Porcel, como ateniense de pro, irrumpe en el ágora de la intemperie para ofrecernos otra lección magistral de un nombrar a las cosas por lo que fueron, sin aditivos, meándose en las alfombras de los encumbrados salones de la modernidad.
Si usted desea saber de cuando los superhombres no fueron la mísera fotocopia de las franquicias globales, aquí tiene su relato, la historia de su autóctono e ibérico andar.
Superhombres Ibéricos… todo un placer del que no se puede privar. Pues es un absoluto gozo encontrar un texto que no tergiverse la historia del tebeo ya secuestrada en su relato por la corrección política.
Y es así, con la osadía que ello conlleva, como Pedro Porcel, de nuevo, nos recuerda que los tebeos existieron y existen pese a todo.

Pag-5--w

Anuncios

Autor: micharmut

ectoplasma sólido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s