Teatro Eléctrico

En Obras 3ª Temporada

Camelias 3ºB

2 comentarios

Camelias-01

Camelias-02

Camelias-03

Camelias-04

Camelias-texBueno, cerca del puerto, junto a él, para ser exactos, ya se sabe, está el prostíbulo. Pasaba por allí todos los días hacia el colegio. Me paraba un buen rato ante el ultramarino por fascinarme con los dorados reflejos verdes y azules que asomaban en los cuellos de las perdices, que colgaban, muertas y emplumadas, en fieros ganchos expuestos a la entrada de la tienda. Arriba, en el primer piso, andaban las rameras.

Bueno, más que andar daban saltitos, de alegría, porque ya la nocturna clientela yacía en otros catres. Los de los paquebotes, con sus marineros mullidos en cogorzas, aguardando la nueva calentura. Tampoco los cabezas de familia regateaban ya esas sus monedas; eran los primeros en partir hacia sus hogares, sus bendecidos tálamos nupciales, para que sus esposas les preparaban infusiones tónicas, puesto que tornaban fatigados y jadeantes con un acre olor a esperma – Mucho trabajo, Asunción. No he cerrado la tienda hasta hace nada. El domingo te llevaré al Ruzafa – Entonces a Asunción ya le ardían sus erógenas nalgas y la boca se le hacía  agua pensando en la radiante cena en Casa Cesáreo. Después, el polvo del macho. Así es el amor cuando el diario ajetreo es la vida.

Total, que arriba estaban las putas y abajo un servidor, contemplando tordos y rosados conejos, manojos de irisados ajos tiernos y alguna que otra lata de atún recién abierta reverberando espléndida al sol naciente.

Como era fijo en la contemplación de los increíbles verdes de las alcachofas, lonchas ocres de fiambre o acaobadas cecinas de León, alguna de las putas me pedían recados – Oye niño, me subes la leche – Oye niño, pregúntale a Anselmo si ya ha cortado la caspa de torero ( así le decían a las sobras de los jamones cortadas a diminutas lascas)

Y me adentraba en Camelias con los recados de las mujeres y echaba una ojeada al radiante local donde descansaban todos los colores exhaustos. Después me besaban en la frente y llegaba justo a la clase de catecismo.

Anuncios

Autor: micharmut

ectoplasma sólido

2 pensamientos en “Camelias 3ºB

  1. Eros alegre y mortecino a la vez… es usted un pintor, gústele o no…

    • …alli, en Camelias, que por supuesto no es su nombre, aún hay gentes que viven, y no quisiera molestarlas….mucho más sé de Camelias y lo ire posteando aquí… y mucho más del ultramarinos que hay en la planta baja, que aún existe, un lugar, entonces, de ensueño…
      …si por un segundo fuera pintor, me suicidaría, téngalo presente Abuelito…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s